30/1/08


Me encanta la tranquilidad aunque soy muy inquieta, me encanta pasear y ver las calles de mi ciudad.
Mi ciudad aunque parezca grande y ruidosa tiene puntos que sólo conocemos los de aquí donde puedes perderte y soñar despierto. Eso es algo que hago muy a menudo. SOÑAR.
En mi ciudad la tan ajetreada Barcelona te da poco tiempo de comprar tranquilamente, entras en un súper y aaaaaaaaaaaaaaale parecemos todos locos corriendo de un lado para otro sin poder disfrutar de lo que estas comprando.
Hace ya unos cuantos años, cuando me casé me trasladé a vivir a un pueblo a 20 km de Barcelona y allí la gente ya se comportaba de otro modo, no iban tan pendientes del reloj como aquí. Entrabas a comprar en la charcutería y la dependienta se sabía la vida y milagros de todas sus clientas. Les preguntaba por los hijos, nietos, maridos. Por toda la familia y mientras... yo que no estaba acostumbrada me miraba hacia dentro y pensaba pero no tienen prisa??? no tienen que comprar rápido? total que me ponía histérica de los nervios pero acababa comprando, eso sí cuando ya habíamos dado un repaso general a la vida de todos los habitantes del pueblo.
A que venía esto??? pues no lo se quiza a la añoranza de no vivir en un pueblo y estar en mi ajetreada Barcelona de nuevo
Que os apetece si nos paramos por la PEIXETERIA MARI, y compramos un bacalao bien lustroso para cocinarlo hoy
INGREDIENTES
1 BACALAO
1 PATATA
1 CEBOLLA
3 TOMATES
LAUREL
SAL
1 PIMIENTO ROJO
1 CABEZA DE AJO
Pedimos que nos preparen el bacalao para el horno, es decir que le quiten todas las espinas. De esa manera si tenéis hijos o maridos pesados que no quieren el pescado por las "raspas" no pueden protestar. Lo salpimentamos y lo colocamos en una bandeja en el horno, le ponemos un chorrito de aceite, dos o tres hojas de laurel y algunos dientes de ajo por encima que luego a la hora de servir quitaremos.
Rallamos la patata con el rallador de toda la vida, por la parte gruesa y la colocamos encima de los lomos del bacalao. La salamos un poquito y echamos por encima un chorrito de vino blanco.
Lo dejamos en el horno unos 25 minutos a 170º
En una paella hacemos un sofrito con cebolla,tomate, zanahoria y pimiento rojo.
Cuando esté bien sofreído lo pasamos por el chino y lo echamos por encima del bacalao.
Os garantizo que tenéis el éxito asegurado
Os dejo probar un poquito.

No hay comentarios: